Contar historias es agradable y, a la vez, es una tarea esencial de la educación. Puede parecernos que no tiene ciencia, pero si repasamos a nuestro alrededor veremos que hay personas que cuentan buenas historias y personas que nos aburren con su palabrería, personas que son capaces de contar buenos chistes frente a otros que no logran sacarnos ni un emoticono facial. Admiramos a las personas que saben contar historias, porque nos damos cuenta de que tienen un mundo interior rico, organizado, peculiar. Habitualmente, las personas que cuentan buenas historias son, además, inteligentes. 

¿Nos hemos planteado que se puede enseñar el arte de la narración oral? ¿Es posible que la historia narrada ayude a la organización del pensamiento? ¿Podemos ayudar a nuestros niños a mejorar su comunicación lingüística por medio de la narración? ¿Puede ayudar el aprendizaje de la técnica narrativa a la mejora de los resultados académicos? ¿Puede ayudar el aprendizaje de la técnica narrativa a la mayor felicidad de nuestros niños? 

Entre las actividades preparadas para este curso tenemos algunas que pretenden aumentar estas capacidades. Las hemos probado con nuestros estudiantes de español y funcionan. Pensad en una historia personal ocurrida cuando erais niños y aprovechad para contársela a vuestros hijos. Ni ustedes ni ellos olvidarán nunca esa experiencia. 

Si no se os ocurren muchas, aquí os dejamos una lista de historias listas para contar.

Cuenta una historia sobre algo que te ocurrió

Acerca del Autor

Liceo Hispánico

Liceo Hispánico es una prestigiosa escuela especializada en la enseñanza de la lengua y cultura española. Creadores del sistema Lengua Habilidad, el primer y único método existente en España que aumenta todas las habilidades cognitivas a partir de técnicas lingüísticas.

Ver Artículos